Coke: “Emery tiene tablas para dirigir a un grande de Europa”

Jorge Andújar Moreno (Madrid, 1987), Coke, es lateral derecho y capitán del Sevilla. Aterrizó en el club hispalense en el año 2011 y ya es parte de la historia del club. Levantó la última Europa League en Basilea tras marcar dos goles en la final. Contra el Benfica, en la final de 2014, fue uno de los cuatro sevillistas que marcó en la tanda de penaltis. Antes, se forjó un nombre y se hizo un hombre en el Rayo Vallecano, con quien logró dos ascensos, a Segunda y a Primera.

Este madrileño con acento sevillano presenta una nueva edición de su campus (campuscokeandujar.com) en el Colegio Internacional Nuevo Centro de Villaverde, donde estudió. Un centro que cuenta con unas espectaculares instalaciones deportivas, dignas de Valdebebas. En el comedor de la escuela, Coke nos regala diez minutos. Y nos cunden.

Buena infancia habrá pasado aquí…

Sí, he estado aquí diez años, todos los días, de 9:30 a 17:30… imagínate lo que hemos hecho aquí. Hemos roto no sé cuántos balones y porterías. Lo hemos pasado muy bien y, todavía hoy, mis mejores amigos son los que hice aquí. Es una alegría venir por aquí, se vienen muchos recuerdos a la mente.

¿Ha salido de aquí algún otro futbolista?

Sí, Cristóbal, que jugó en el Levante, en el Villarreal B… del apellido no me acuerdo (se refiere a Cristóbal Márquez). Me sacaba 3 ó 4 años. Luego se fue fuera y ya le perdí la pista.

¿Ya apuntaba maneras en el recreo? ¿Era el mejor?

No, había alguno que otro mejor (señalando a un amigo) y que siguen jugando. Tengo amigos que han jugado en el Orcasitas, en Tercera. Jugar aquí era como jugar en la calle, sin ley, sin faltas…

¿Que se quede Monchi compensa que se haya ido Emery?

Monchi es una parte muy importante del Sevilla. Para entender los últimos 15 años del club hay que hablar de Monchi y de del Nido. Son parte de la historia reciente del Sevilla. Subieron el Sevilla un escalón, en lo deportivo y en lo institucional. La salida de Emery se hace un poco extraña, sobre todo para los que llevábamos tres años y medio con él. Pero hay que aclimatarse al nuevo entrenador. Espero que no cambie la exigencia y que sigamos siendo un equipo competitivo.

Nuevo entrenador, ¿nuevos objetivos?

El objetivo base del Sevilla tiene que ser jugar la temporada que viene en Europa, y si puede ser en Champions, mejor. Pero el Sevilla tiene que estar siempre en Europa. Un objetivo claro de este año es hacerlo mejor en Liga, ganar un partido fuera por lo menos (se ríe). Y si damos un pasito más en Champions, pasando la fase de grupos, pues otro objetivo cumplido.

Y si no, terceros y rebotados a la Europa League otra vez…

Hombre, si quedamos terceros y ganamos la Europa League, tampoco está mal.

¿Hasta dónde va a llegar España en la Eurocopa? (la entrevista está hecha a 23 de junio)

Espero que hasta el final, que la gane. Es verdad que este último resultado (2-1 contra Croacia) ha sido un poco ‘chasco’, sobre todo por cómo comenzó el partido: dominando como siempre, metiendo gol pronto… Pero España no es una selección muy poderosa físicamente. La segunda parte tuvo el balón pero no hizo ocasiones. Y al final en una contra, Croacia, que tiene buen equipo, hizo el 2-1. Pero para ganar un Campeonato de Europa te tienes que enfrentar, mínimo, a dos selecciones fuertes. Bueno, pues a lo mejor este año son tres. Pero seguro que a Italia le ha sentado peor que a nosotros el saber que tenemos que enfrentarnos.

Yo no creo que haya una selección mejor que España…

No… Además, veo que Italia tiene un bloque defensivo muy bueno, como siempre, pero este año no tiene a Inzaghi, ni a Del Piero… jugadores que marcaban las diferencias.

¿Qué piensa cuando escuchas a Pedro decir que “ir pa’ ná es tontería”?

Si eso se lo dicen al principio de la Eurocopa (que va a jugar poco), estoy convencido de que él va. Es una declaración en caliente y el momento no era el adecuado. En España todo era tranquilidad, se habían ganado los dos primeros partidos y esas declaraciones no fueron afortunadas. Las cosas las podría haber dicho una vez acabada la Eurocopa y no montar un altercado en medio de una concentración cuando las cosas van bien. Pero la Selección tiene jugadores que llevan ya muchos años y son maduros. Al final, supongo que lo habrán arreglado entre ellos en el vestuario, que es como se tiene que arreglar. Pero no era el mejor momento.

Ni el mejor jugador…

Sí, porque su temporada no ha sido buena…Pero sí que es verdad que Pedro en la Selección siempre ha rendido muy bien (Pedro no ha metido ningún gol en fases finales, ni de Mundiales ni de Eurocopas. En partidos de clasificación y amistosos lleva 18 goles).

Fuiste duda para la final de la Europa League y acabaste siendo ‘Man of the match’.

Bueno, yo sabía que iba a jugar. Algún periódico me ponía entre interrogantes porque se lesionó Krohn-Dehli y Emery rotó mucho entre Mariano y yo. Por eso dudarían los periodistas. Al final el míster optó por mí. Ya había jugado y marcado contra el Betis poco antes.

Vaya final…

Fue la final soñada, encima contra el Liverpool. Recuerdo la segunda parte, con 20.000 aficionados del Liverpool y 5.000 del Sevilla y sólo se escuchaban canciones del Sevilla. Impresionante. El baño en la grada fue impresionante. En lo personal fue un partido inolvidable, pero ese momento es del equipo, por mucho que haya marcado dos goles y me dieran el MVP. Hay que sufrir mucho, hay que pasar por malos momentos y eso sólo lo saca adelante un equipo. Cuando Reyes levanta la copa es el reflejo del trabajo de todo un grupo.

Antes del partido, ¿tú ya sientes el gusanillo? ¿Piensas: “hoy me voy a salir”?

Es que eso yo lo pienso en todos los partidos. Es verdad. El míster pide a los laterales que lleguemos mucho al ataque. Siempre a la hora de la siesta empiezas a imaginar cómo será el partido y en esas jugadas que me invento marco tres o cuatro goles todos los partidos. No te exagero. Luego la realidad es otra muy diferente. Sólo he marcado dos goles una vez, hace tres o cuatro temporadas en casa contra el Zaragoza. Y justo te sale ese partido (el de la final) en el mejor momento posible.

¿Qué se siente al ganar una Europa League?

Era algo que no había pensado en la vida.

¿Y dos?

Mucho menos (se ríe).

¿Y tres?

Pues mucho, mucho menos. Cuando ganas una dices: “esto no la vamos a volver a conseguir ni en broma”. Luego coge el equipo y se presenta en la final, otra vez. Y la ganas. Y piensas: “ya hemos ganado dos, esto no lo hacemos ya ni en broma”. Y ganas la tercera. Ahora parece que es muy fácil, pero hay que trabajar mucho. Después de ganar la primera Europa League cambiamos 15 futbolistas. Tras la segunda, once. Mucha culpa la tiene el míster.

Un poco como el Atleti entre la primera y la segunda Europa League, con Quique y el Cholo.

Sí, claro. Estuvo Manzano entre medias pero sí, hubo muchos cambios.

No cree que a Emery se le quede grande el PSG, ¿no?

Es un grandísimo entrenador. Tiene capacidad y después de los equipos en los que ha estado, tiene tablas para dirigir a un grande de Europa. Creo que lo puede hacer bien y por supuesto que le deseo todo lo mejor.

Imagínese que mañana se acaba el mundo y sólo le queda un partido por jugar. Si le dan a elegir, ¿contra quién y en qué estadio?

Me gustaría jugar un Sevilla-Rayo, una parte con cada uno.

¿En Vallecas?

Ida y vuelta (se ríe). He de decirte que jugar en Vallecas es muy especial. Sobre todo para los que somos del Rayo y de Madrid. Yo soy del Rayo y me siento especial. Estando al lado del Madrid y del Atleti… somos algo pequeñito pero somos especiales. Pero es que el Sánchez Pizjuán…. cuando ese estadio se pone a cantar… yo no he visto una cosa igual.

¿Cuándo comienzan la pretemporada?

Me quedan dos semanas.

¿Tan pronto?

Empezamos el día 6. Tenemos la Supercopa (de Europa) el 9 de agosto y supongo que haremos gira antes.

¿Se ha ido de vacaciones?

Sí, ahora me voy a Alicante un fin de semana y luego no sé, a Cádiz o por ahí para estar cerquita. Pero hemos ido a Cuba, a Venecia… Hay que aprovechar.

@coke23andujar

Anuncios

Carolina Marín: “Me conocen más en China que aquí”

Carolina Marín (Huelva, 1993) ha puesto el bádminton en el mapa. Un deporte semidesconocido que ahora tiene hueco en radios y telediarios. Porque es doble campeona del Mundo (2014 y 2015), porque es dos veces campeona de Europa (2014 y 2016) y porque es la actual nº 1 del ranking de la BWF.

Carolina acude como invitada a la presentación del vuelo inaugural Madrid-Shanghái, el primer vuelo directo España-Asia de Iberia. Lo hace como embajadora de la Comunidad de Madrid. Además, Carolina conoce bien China: de allí son las rivales más difíciles y los torneos más prestigiosos. Nos atiende unos minutos en el autobús de la prensa. Da la impresión de que no quiere estar ahí: es tiempo que debería estar empleando en entrenar para llegar a Río en la mejor forma posible. Pero a medida que la entrevista avanza, alarga sus respuestas y su sonrisa.

¿El bádminton en España durará lo que dure Carolina Marín?

No lo creo, durará lo que los futuros campeones decidan.

¿Es consciente de que es la mujer con mayor esperanza de medalla de la delegación española?

No soy consciente de ello, sí de que soy una de las mujeres que puede aspirar a ganar una medalla.

¿Cómo es la preparación física a escasas semanas de la gran cita?

Está siendo muy dura y muy exigente. Entreno con dos chicos y jugamos dos contra uno.

¿Y la psicológica?

También. Estamos entrenando muchas cosas que luego aplicaremos en los entrenamientos para ir bien preparados a los Juegos Olímpicos.

¿Dónde coloca el listón que separe el éxito del fracaso en Río?

Ahora mismo no pienso ni en el fracaso ni en el éxito. Tengo que pensar en jugar partido a partido y ya veremos qué va pasando. Hoy en día la aspiración es conseguir la medalla de oro.

¿Cuántos partidos tiene que ganar para colgarse el oro?

Creo que siete.

¿Tomará alguna prevención respecto al famoso virus?

Hombre, claro. Ya lo he hablado con mi fisioterapeuta. Vamos a tomar ciertas medidas y también habrá que echarse antimosquitos.

¿Es más conocida en China que en España?

Emmm, sí. Desgraciadamente sí (se ríe).

¿Se vive bien de este deporte?

Se vive bien cuando tienes ciertos resultados, pero en los inicios es muy complicado. En España no se puede vivir del bádminton.

¿Qué aprendió en Londres que le sirva para Brasil?

La experiencia de estar en una villa olímpica y la experiencia de los Juegos en sí. Pero para mí no supone una presión añadida .

¿Está en su mejor momento?

No puedo decir eso porque estoy en un periodo de mucha carga de entrenamiento, pero estoy segura de que para los JJOO estaré en el mejor momento de mi carrera.

@caro_marin2

La supremacía de las razas en el deporte: explicación científica

La Historia del Deporte nos remite a una Ley Universal: los números. Los negros americanos dominan las carreras de velocidad y los negros africanos arrasan en pruebas de resistencia. Los blancos se reparten prácticamente todas las medallas en natación.

El francés Christophe Lemaitre fue el primer hombre blanco que bajó de los 10 segundos en los 100 metros lisos. Lo hizo en 2010 y desde entonces lo ha logrado seis veces más. 42 años antes lo había logrado ya un estadounidense negro, Jim Hines, mientras que el jamaicano Asafa Powel ha concluido el hectómetro en menos de 10 segundos en 93 ocasiones.

Es un axioma: los negros son más rápidos. En los 100 m lisos, los 50 mejores tiempos de la historia son de corredores estadounidenses y jamaicanos (ver tabla 1). Y no encontramos ningún blanco en las 250 primeras posiciones. En competición femenina, la tónica es muy similar.

TABLA 1: MEJORES MARCAS HISTÓRICAS EN LOS 100 METROS LISOS (IAAF)100m

Para pruebas de resistencia, sirva como ejemplo los 5.000 metros. Los 40 mejores tiempos son propiedad de Kenia y Etiopía. En maratón, más de lo mismo: los 60 mejores cronos son suyos (ver tabla 2).

TABLA 2: MEJORES MARCAS HISTÓRICAS EN MARATÓN (IAAF)MARATON

Pero dentro del agua, los blancos nadan mejor: Anthony Nesty es el único nadador negro ganador de una medalla de oro en unos JJOO. El surinamés lo logró en Seúl ’88. No hay más precedentes.

En piscina larga (50 metros), hay 20 modalidades diferentes: 20 récords en manos de 29 nadadores, ya que algunas modalidades son por equipos. De ellos tan sólo uno es negro: Cullen Jones, uno de los integrantes del equipo estadounidense del 4 x 100 m libre.

Hallamos tres posibles razones científicas que explican la preeminencia de los blancos en el agua y de los negros fuera de ella.

1. Biomecánica: el centro de gravedad

Desde el punto de vista antropométrico, el centro de gravedad del cuerpo humano reside en el ombligo. Y éste tiende a ubicarse más arriba en el cuerpo de los negros, debido a la mayor longitud de sus extremidades inferiores y a su menor grasa corporal.

Exactamente, un 3% más elevado, lo que les confiere una aptitud para ser un 1,5% más rápidos en carrera, según investigadores de la Universidad de Duke. Ese 1,5% supone una rebaja de 15 centésimas en los 100 metros lisos. Completarlos en 10 segundos o en 9,85 es una diferencia abismal en esta prueba. Se tardaron décadas en bajar de un tiempo a otro.

Por contra, los blancos aprovechan mejor en el agua esta diferencia de antropometría. Adrian Bejan, especialista en termodinámica moderna, lo explica a través de la mecánica de flujos: “Nadar consiste en el arte de surfear la ola creada por el propio nadador. El nadador que hace la ola más grande es el que nada más rápido”. Los nadadores blancos presentan condiciones favorables. Con un posicionamiento del ombligo más bajo, están dotados de torsos más largos y dejan caer hacia adelante una mayor proporción de su tronco, originando una ola de mayor altura.

En el sprint, se invierte la ventaja: “La locomoción es, en esencia, un proceso continuo de caída hacia delante, y la masa que cae de una altitud superior cae más rápido”. Al tener el centro de gravedad más alto, los corredores negros dejan caer la masa, en este caso su cuerpo, desde un punto más elevado, favoreciendo el avance.

2. Anatomía: la densidad ósea

Otra variable que influye en el rendimiento deportivo es la densidad mineral ósea (DMO). Los negros, según una investigación del Departamento de Epidemiología y Medicina Preventiva de la Universidad de Baltimore, tienen unos valores de DMO significativamente más altos que los blancos, tanto en el cuello femoral y la columna lumbar como en el resto del cuerpo.

Esto explica que haya menos casos de fracturas de cadera en hombres negros de avanzada edad que en hombres blancos de idéntica edad. Por la misma razón, en mujeres negras se encuentran menos casos de osteoporosis.

Las conclusiones de este estudio llevadas a la piscina evidencian que las condiciones de flotabilidad de la raza negra presenta más dificultades: la densidad ósea de sus cuerpos se acerca más a la densidad del agua, lo que implica un mayor gasto de energía para mantenerse en la superficie.

3. Fisiología: la fibra muscular

Otra teoría apunta al tipo de fibra predominante en los músculos. Existen fundamentalmente dos tipos: fibras rojas y fibras blancas, comúnmente llamadas fibras lentas y fibras rápidas, respectivamente.

La fibra muscular roja es una fibra resistente pero con un ritmo de contracción bajo. Tiene este color debido a una gran cantidad de vasos sanguíneos y a una alta concentración de mioglobina, que le dan esta pigmentación. La mioglobina contiene importantes reservas de oxígeno, ideal para deportes de fondo o resistencia: actividades de baja intensidad pero con un esfuerzo prolongado en el tiempo, como la natación o el ciclismo.

Por otra parte, la fibra blanca responde al estímulo contrayéndose en una centésima de segundo. A mayor índice de contracciones por unidad de tiempo, antes aparece la fatiga. Es propicia para trabajos explosivos de corta duración, como la velocidad o la halterofilia, ya que la energía de estas fibras se agota rápidamenta.

Todos los países del África Occidental (Nigeria, Ghana, Senegal) y sus descendientes (EEUU y los países caribeños), son genéticamente más propensos a contener un mayor porcentaje de fibras blancas. Además, la colaboradora de la revista Science, Constance Holden, ha constatado que los nativos de Jamaica, prácticamente el 100% de la población, tienen una versión del gen que sintetiza la alfa actinina 3, una proteína exclusiva de este tipo de fibras.

4. Genética: el caso concreto de Kenia

La población del África Oriental (Kenia, Tanzania, Etiopía) se caracteriza por una constitución corporal muy particular: bajo índice de masa corporal, bajo porcentaje de grasa y extremidades más delgadas. Pesan poco, por lo que gastan menos oxígeno en desplazarse.

Tim Noakes y su equipo de la Universidad de Ciudad del Cabo en Sudáfrica investigaron al respecto. Pruebas isométricas concluyeron que sus cuádriceps, en comparación con atletas caucásicos, son un 31% más delgados, con 400 gramos menos de masa muscular en cada extremidad. Este dato se traduce en un ahorro del 8% en el consumo energético por cada kilómetro.

Particularmente, los kenianos tienen una predisposición genética idónea, con unas características antropométricas muy concretas. Enclavada en el Valle del Rift, Kenia se sitúa en una altiplanicie por encima de los 3.000 metros. Esta privilegiada localización geográfica supone un centro de alto rendimiento natural. En zonas de altitud, disminuye la presión barométrica y la presión parcial de oxígeno. El cuerpo reacciona aumentando la producción de hemoglobina y glóbulos rojos.

Para Jordan Santos, Doctor en Fisiología del Ejercicio y miembro de la unidad de Ciencias del Ejercicio y Medicina del Deporte en la Universidad de Ciudad del Cabo, estas adaptaciones genéticas comienzan incluso antes de nacer. Como réplica fisiológica a la hipoxia, el cerebro del feto responde con modificaciones vasodilatadoras crónicas en el encéfalo. A nivel cardiorrespiratorio, hay un mayor flujo de sangre a la arteria uterina y, en consecuencia, una mayor oxigenación cerebral del feto.

Esto redunda en una ventaja, ya que el agotamiento surge cuando el cerebro deja de recibir oxígeno en cantidades suficientes y cae en la desaturación arterial. Pero el lóbulo prefrontal del keniano mantiene un abastecimiento de oxígeno constante, lo que les permite economizar más y mejor su fatiga.

Estas evidencias por separado suponen ligeras alteraciones en el cuerpo del atleta que en el deporte de élite se transforman en grandes ventajas. Todas juntas, constituyen argumentos de peso para justificar la supremacía de una u otra raza con bañador o con zapatillas.