La supremacía de las razas en el deporte: explicación científica

La Historia del Deporte nos remite a una Ley Universal: los números. Los negros americanos dominan las carreras de velocidad y los negros africanos arrasan en pruebas de resistencia. Los blancos se reparten prácticamente todas las medallas en natación.

El francés Christophe Lemaitre fue el primer hombre blanco que bajó de los 10 segundos en los 100 metros lisos. Lo hizo en 2010 y desde entonces lo ha logrado seis veces más. 42 años antes lo había logrado ya un estadounidense negro, Jim Hines, mientras que el jamaicano Asafa Powel ha concluido el hectómetro en menos de 10 segundos en 93 ocasiones.

Es un axioma: los negros son más rápidos. En los 100 m lisos, los 50 mejores tiempos de la historia son de corredores estadounidenses y jamaicanos (ver tabla 1). Y no encontramos ningún blanco en las 250 primeras posiciones. En competición femenina, la tónica es muy similar.

TABLA 1: MEJORES MARCAS HISTÓRICAS EN LOS 100 METROS LISOS (IAAF)100m

Para pruebas de resistencia, sirva como ejemplo los 5.000 metros. Los 40 mejores tiempos son propiedad de Kenia y Etiopía. En maratón, más de lo mismo: los 60 mejores cronos son suyos (ver tabla 2).

TABLA 2: MEJORES MARCAS HISTÓRICAS EN MARATÓN (IAAF)MARATON

Pero dentro del agua, los blancos nadan mejor: Anthony Nesty es el único nadador negro ganador de una medalla de oro en unos JJOO. El surinamés lo logró en Seúl ’88. No hay más precedentes.

En piscina larga (50 metros), hay 20 modalidades diferentes: 20 récords en manos de 29 nadadores, ya que algunas modalidades son por equipos. De ellos tan sólo uno es negro: Cullen Jones, uno de los integrantes del equipo estadounidense del 4 x 100 m libre.

Hallamos tres posibles razones científicas que explican la preeminencia de los blancos en el agua y de los negros fuera de ella.

1. Biomecánica: el centro de gravedad

Desde el punto de vista antropométrico, el centro de gravedad del cuerpo humano reside en el ombligo. Y éste tiende a ubicarse más arriba en el cuerpo de los negros, debido a la mayor longitud de sus extremidades inferiores y a su menor grasa corporal.

Exactamente, un 3% más elevado, lo que les confiere una aptitud para ser un 1,5% más rápidos en carrera, según investigadores de la Universidad de Duke. Ese 1,5% supone una rebaja de 15 centésimas en los 100 metros lisos. Completarlos en 10 segundos o en 9,85 es una diferencia abismal en esta prueba. Se tardaron décadas en bajar de un tiempo a otro.

Por contra, los blancos aprovechan mejor en el agua esta diferencia de antropometría. Adrian Bejan, especialista en termodinámica moderna, lo explica a través de la mecánica de flujos: “Nadar consiste en el arte de surfear la ola creada por el propio nadador. El nadador que hace la ola más grande es el que nada más rápido”. Los nadadores blancos presentan condiciones favorables. Con un posicionamiento del ombligo más bajo, están dotados de torsos más largos y dejan caer hacia adelante una mayor proporción de su tronco, originando una ola de mayor altura.

En el sprint, se invierte la ventaja: “La locomoción es, en esencia, un proceso continuo de caída hacia delante, y la masa que cae de una altitud superior cae más rápido”. Al tener el centro de gravedad más alto, los corredores negros dejan caer la masa, en este caso su cuerpo, desde un punto más elevado, favoreciendo el avance.

2. Anatomía: la densidad ósea

Otra variable que influye en el rendimiento deportivo es la densidad mineral ósea (DMO). Los negros, según una investigación del Departamento de Epidemiología y Medicina Preventiva de la Universidad de Baltimore, tienen unos valores de DMO significativamente más altos que los blancos, tanto en el cuello femoral y la columna lumbar como en el resto del cuerpo.

Esto explica que haya menos casos de fracturas de cadera en hombres negros de avanzada edad que en hombres blancos de idéntica edad. Por la misma razón, en mujeres negras se encuentran menos casos de osteoporosis.

Las conclusiones de este estudio llevadas a la piscina evidencian que las condiciones de flotabilidad de la raza negra presenta más dificultades: la densidad ósea de sus cuerpos se acerca más a la densidad del agua, lo que implica un mayor gasto de energía para mantenerse en la superficie.

3. Fisiología: la fibra muscular

Otra teoría apunta al tipo de fibra predominante en los músculos. Existen fundamentalmente dos tipos: fibras rojas y fibras blancas, comúnmente llamadas fibras lentas y fibras rápidas, respectivamente.

La fibra muscular roja es una fibra resistente pero con un ritmo de contracción bajo. Tiene este color debido a una gran cantidad de vasos sanguíneos y a una alta concentración de mioglobina, que le dan esta pigmentación. La mioglobina contiene importantes reservas de oxígeno, ideal para deportes de fondo o resistencia: actividades de baja intensidad pero con un esfuerzo prolongado en el tiempo, como la natación o el ciclismo.

Por otra parte, la fibra blanca responde al estímulo contrayéndose en una centésima de segundo. A mayor índice de contracciones por unidad de tiempo, antes aparece la fatiga. Es propicia para trabajos explosivos de corta duración, como la velocidad o la halterofilia, ya que la energía de estas fibras se agota rápidamenta.

Todos los países del África Occidental (Nigeria, Ghana, Senegal) y sus descendientes (EEUU y los países caribeños), son genéticamente más propensos a contener un mayor porcentaje de fibras blancas. Además, la colaboradora de la revista Science, Constance Holden, ha constatado que los nativos de Jamaica, prácticamente el 100% de la población, tienen una versión del gen que sintetiza la alfa actinina 3, una proteína exclusiva de este tipo de fibras.

4. Genética: el caso concreto de Kenia

La población del África Oriental (Kenia, Tanzania, Etiopía) se caracteriza por una constitución corporal muy particular: bajo índice de masa corporal, bajo porcentaje de grasa y extremidades más delgadas. Pesan poco, por lo que gastan menos oxígeno en desplazarse.

Tim Noakes y su equipo de la Universidad de Ciudad del Cabo en Sudáfrica investigaron al respecto. Pruebas isométricas concluyeron que sus cuádriceps, en comparación con atletas caucásicos, son un 31% más delgados, con 400 gramos menos de masa muscular en cada extremidad. Este dato se traduce en un ahorro del 8% en el consumo energético por cada kilómetro.

Particularmente, los kenianos tienen una predisposición genética idónea, con unas características antropométricas muy concretas. Enclavada en el Valle del Rift, Kenia se sitúa en una altiplanicie por encima de los 3.000 metros. Esta privilegiada localización geográfica supone un centro de alto rendimiento natural. En zonas de altitud, disminuye la presión barométrica y la presión parcial de oxígeno. El cuerpo reacciona aumentando la producción de hemoglobina y glóbulos rojos.

Para Jordan Santos, Doctor en Fisiología del Ejercicio y miembro de la unidad de Ciencias del Ejercicio y Medicina del Deporte en la Universidad de Ciudad del Cabo, estas adaptaciones genéticas comienzan incluso antes de nacer. Como réplica fisiológica a la hipoxia, el cerebro del feto responde con modificaciones vasodilatadoras crónicas en el encéfalo. A nivel cardiorrespiratorio, hay un mayor flujo de sangre a la arteria uterina y, en consecuencia, una mayor oxigenación cerebral del feto.

Esto redunda en una ventaja, ya que el agotamiento surge cuando el cerebro deja de recibir oxígeno en cantidades suficientes y cae en la desaturación arterial. Pero el lóbulo prefrontal del keniano mantiene un abastecimiento de oxígeno constante, lo que les permite economizar más y mejor su fatiga.

Estas evidencias por separado suponen ligeras alteraciones en el cuerpo del atleta que en el deporte de élite se transforman en grandes ventajas. Todas juntas, constituyen argumentos de peso para justificar la supremacía de una u otra raza con bañador o con zapatillas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s