Introducción: primeras trampas

El término ‘doping’ se acuñó por primera vez en un diccionario inglés de 1889. Su etimología parece remontarse a una tribu nativa surafricana, que llamó ‘dop’ a la bebida alcohólica que empleaban como estimulante en danzas ceremoniales. El sufijo ‘–ing’ se le añadió para reflejar la acción de beber ‘dop’.

A pesar de ser un término relativamente moderno, su práctica se remonta mil años atrás. Antiguos documentos de la mitología noruega constatan el uso de sustancias dopantes entre los berserker. Estos vikingos tomaban bufotenina, un alcaloide derivado de la serotonina con efectos alucinógenos. Entraban en combate bajo trance de perfil psicótico, en furia ciega, casi insensibles al dolor. Dicho alcaloide se encuentra en ciertas setas y en la piel de determinados sapos.

En la Antigua Grecia, alrededor del año 400 AC, el deporte alcanzó un estatus en la vida social griega similar, si no mayor, al lugar que ocupa en la sociedad de hoy, con atletas muy bien pagados. Motivados por suculentos premios económicos para el vencedor, consumían brebajes a base de extractos de hongos y semillas de plantas para potenciar su rendimiento. También ingerían testículos animales como suplemento vitamínico.

El estatus elevado del atleta continuó vigente durante el Imperio Romano, aunque con deportes diferentes. Emergieron los espectáculos públicos en el Coliseo: combates entre gladiadores y carreras de cuadrigas. En ambas pruebas, tanto luchadores como caballos eran dopados en pos del espectáculo.

imageGenArtur Linton, primera víctima del dopaje, 1896.

Arthur Linton fue el primer muerto por dopaje del que se tiene constancia. En 1896, y tras una etapa Burdeos-París, el ciclista falleció fruto de una mezcla fatal de cocaína, cafeína y efedrina. En 1904, el maratoniano Thomas Hicks fue el primer dopado del que se tiene constancia en unos Juegos Olímpicos. Su cóctel: brandy, estricnina y yemas crudas. El empleo de fármacos y sustancias estimulantes comenzaba a ser habitual. En 1928, surge el primer organismo en posicionarse contra el dopaje: la FIAA, la Federación Internacional de Atletismo Aficionado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s