Rutina

reloj-de-arena

Lo finito se acaba. Y lo infinito no lo es tanto. El Sol se apagará y con ello nosotros, si es que llegamos (la Tierra) vivos a tal acontecimiento. Lo único seguro es la muerte, vamos a morir. Todos. También es seguro que después del otoño llega el invierno y que después del sábado llega el domingo. O no. Porque del mañana no hay certeza científica y las promesas son mentiras implícitas.

Lo posible aburre. Y lo imposible no lo es tanto. Quizá lo único imposible sea sobrevivir a la muerte. No podemos cautivarla, guiñarla un ojo o engañarla. No podemos sortearla ni evitarla. Tenemos una cita con ella, sí, pero no soy puntual.

Quizá se imposible beberse un océano con pajita. Quizá sea imposible tocar una nube desde el sofá. Quizá vayamos a rebufo de la felicidad. Quizá la felicidad sea un estado y no un sentimiento. Quizá no exista hoy soy feliz, sino hoy estoy feliz.

La belleza está en los ojos del que mira. Una catarata puede ser aburrida para uno, y para otro, una gota de agua puede contener la vida y el universo concentrados en un punto.

La rutina es el hastío pero la rutina es adictiva. Necesitamos algo reconocible para reconocernos. Necesitamos saber que ya lo hemos hecho para saber que podemos hacerlo. Necesitamos hacerlo de nuevo para sentir q somos los mismos. Mi única rutina es perdonarme. No me canso de hacerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s