Rutina

reloj-de-arena

Lo finito se acaba. Y lo infinito no lo es tanto. El Sol se apagará y con ello nosotros, si es que llegamos (la Tierra) vivos a tal acontecimiento. Lo único seguro es la muerte, vamos a morir. Todos. También es seguro que después del otoño llega el invierno y que después del sábado llega el domingo. O no. Porque del mañana no hay certeza científica y las promesas son mentiras implícitas.

Lo posible aburre. Y lo imposible no lo es tanto. Quizá lo único imposible sea sobrevivir a la muerte. No podemos cautivarla, guiñarla un ojo o engañarla. No podemos sortearla ni evitarla. Tenemos una cita con ella, sí, pero no soy puntual.

Quizá se imposible beberse un océano con pajita. Quizá sea imposible tocar una nube desde el sofá. Quizá vayamos a rebufo de la felicidad. Quizá la felicidad sea un estado y no un sentimiento. Quizá no exista hoy soy feliz, sino hoy estoy feliz.

La belleza está en los ojos del que mira. Una catarata puede ser aburrida para uno, y para otro, una gota de agua puede contener la vida y el universo concentrados en un punto.

La rutina es el hastío pero la rutina es adictiva. Necesitamos algo reconocible para reconocernos. Necesitamos saber que ya lo hemos hecho para saber que podemos hacerlo. Necesitamos hacerlo de nuevo para sentir q somos los mismos. Mi única rutina es perdonarme. No me canso de hacerlo.

Anuncios

Abismo

Agua. Océano. Profundo. Abrazo. Estatua. Vida. Jesús. Muerte. Crustáceos. Moluscos. Piel. Bronce. Buceo. Respiro. Bajo. Empiezo. Abrazo de nuevo. Es el Cristo del Abismo. Bajo el agua. Tocando tierra. Pisando suelo. Mirando al cielo. No es clemencia, es bondad. No es poder, es fuerza. No es fe, es constancia. No es casualidad, es fruto. Sube al monte, lo verás en Brasil. Baja al océano, lo verás en Italia. Sube al cielo, lo verás en cualquier país. Cuerpo y alma. Agua y tierra. Vuela. Bucea. Corre, pero no huyas. Piensa, pero no examines. Conoce, pero no juzgues. Imagina, pero no adivines. Todo pasa, todo llega. Mírale a los ojos. Es inmutable. Forma una cruz, pero es un círculo. La perfección. Estrellas de mar. Estrellas en el cielo. Azul. Negro. Celeste. Oscuro. La naturaleza se adhiere a su cuerpo. Da vida al bronce. El bronce no es para los terceros. Bucea. Sus brazos no se cansan. Pide abrazo. Ofrece paz. Inspira. Respira. Estás bajo el agua. Burbujas. Esferas. Mírale a los ojos. Es inmutable. No muta. No se inmuta. Es tan grande como el buceador. No es perspectiva. El agua no encoge. Es vida.

cristo_del_abismo_01.jpg

7 ofensas al Deporte

Los hay que se hacen los tontos y los hay que se pasan de listos. He aquí siete ejemplos de presuntos deportistas que engañaron, por un tiempo, a los aficionados. Siete mentiras que casi cuelan. ¿Se disfruta una victoria si es haciendo trampas? Siete ejemplos en los que la victoria justifica los medios.

¿Discapacitados?

En los Juegos Paralímpicos de Sidney 2000, España ganó el oro en baloncesto. De los doce jugadores que formaban el equipo, sólo dos presentaban algún tipo de discapacidad. España tuvo que devolver la medalla. ‘The Guardian’ incluye este caso entre las diez mentiras más importantes de la historia del deporte.

1El equipo paralímpico español de baloncesto, con la medalla de oro. Carlos Ribagorda, primero por la dcha.

“Vamos ganando de 30 chavales, bajad el listón que nos van a descubrir”, decía el entrenador durante el primer partido. Carlos Ribagorda, periodista por aquel entonces de ‘Revista Capital’, se infiltró en aquel equipo para destapar el fraude. Ramón Torres, otro de los integrantes, reconoció que la FEDDI no le realizó ningún test psicológico previo a la competición.

Fernando Martín Vicente, presidente de la FEDDI (Federación Española de Deportes para Discapacitados Intelectuales), dimitió del cargo. En 2013, la pena de dos años de cárcel quedó finalmente en una multa de 5.400 euros.

Yeso no vale

Madison Square Garden, Nueva York, 16 de junio de 1983. Billy Collins, imbatido hasta la fecha, recibe una soberana paliza del Luis Resto, un boxeador puertorriqueño de modesto currículum. Una vez finalizado el combate, en el saludo entre rincones, el entrenador de Collins cogió del guante al puertorriqueño y lo palpó. Sospechaba: las heridas en el rostro de su pupilo eran demasiado graves para un combate entre pesos ligeros. Estaba hecho polvo. Constató que los guantes no tenían relleno y lo denunció.

Último tramo del combate entre Resto y Collins, 1983.

Tras la denuncia, se demostró que, además, Resto peleó con los vendajes endurecidos con yeso. La argucia fue tramada por Carlos ‘Panamá’ Lewis, su entrenador. Fue condenado a tres años de prisión. Su púgil pasó dos y medio entre rejas.

Billy Collins sufrió graves problemas de visión a raíz de los duros golpes encajados durante la pelea. Nueve meses después, falleció en un accidente de coche.

Teletransporte

En el Maratón de Boston de 1980 llamó la atención un registro, las 2 horas 31 min y 56 seg que tardó la cubana Rosie Ruiz en completar la prueba. Era el mejor tiempo de la historia de la Maratón de Boston y el tercero mejor de todos los tiempos en categoría femenina. Y además, 25 minutos menos que el tiempo empleado por la propia Rosie en terminar la maratón de Nueva York seis meses antes. Sospechoso.

DibujoRosie Ruiz, ayudada por los agentes de Policía, 1980.

Tanto organizadores como rivales abrieron una investigación al respecto. Se le perdió la vista en algunos tramos de la prueba. No describía con exactitud algunos barrios de Boston por los que debió haber corrido. Ni aficionados ni rivales recordaban haberla visto en el suburbio de Wellesley. El dorsal W50 no aparecía en imágenes ni en secuencias de vídeo. En la llegada a meta, su cansancio no era acorde al esfuerzo realizado. Su tren inferior tampoco era el de una corredora de élite.

La declaración de dos usuarios de metro fue clave. Habían visto a Rosie en el suburbano mientras, unos metros más arriba, en el asfalto, se corría la maratón. Ésa era la prueba definitiva. Caso resuelto.

Golfeando

Seguimos en los 80: British Open de golf, 1985, jornada de clasificación. El escocés David Robertson acabó suspendido con 20 años sin ejercer su profesión y condenado a pagar una multa de 5.000 libras esterlinas.

¿El motivo? Llegaba al green antes que sus compañeros para adulterar la posición de la bola y acercarla al hoyo. Lo hizo durante 13 hoyos, pero en el 14 le pillaron.

mmd_915581_trampas_rarisimas_e_historicas_del_deporte_mundial
David Robertson,brazos en jarra, observando su bola en el green.

Una moto con pedales

No todo pasa en los 80. En enero de este año, la ciclista belga Femke Van den Driessche disputó una prueba ciclista con un motor instalado en su bicicleta. Lo hizo en el Mundial sub 23 de ciclocross disputado en su país. Los controles de escáner rutinarios desvelaron el truco.

La ciclista Femke Van den Driessche, en acción.

La joven, de 19 años, fue acusada de fraude tecnológico y dopaje mecánico y la Comisión de Disciplina de la UCl le impuso una suspensión de seis años, además de obligarle a devolver todas sus medallas (cameona de Bélgica y oro europeo sub-23) y premios en metálico. La ciclista aseguró que la bicicleta investigada era de un amigo y que acabó en sus mano por error.

Esgrima y es trampa

Boris Onischenko, un oficial del ejército soviético, pasó a ser conocido como ‘Boris el tramposo’ después su participón en los JJOO de Montreal de 1976. Antes, había competido en México 68′ y Múnich 72′, donde ganó una plata. Siempre en pentatlón moderno, depore que aúna cinco disciplinas: pistola, esgrima, natación, salto ecuestre y carrera campo a través.

Para la esgrima, Onischenko ideó un ingenioso sistema eléctrico para accionar él mismo el marcador luminoso que registra los puntos de cada uno. Lo hacía mediante un cable escondido en su espada y un interruptor oculto en su mano. Aunque sus oponentes no notaran el contacto de la espada, sus ataques siempre finalizaban en ¡touché! (tocado) y los puntos subían en el marcador.

8Boris Onischenko sostiene su espada y su casco mientras descansa en un entrenamiento.

Primero Adrian Parker y luego Jim Fox, protestaron vehementemente en sus respectivos combates: Onischenko anotaba con excesiva facilidad, casi sin tocar al rival. Los jueces requisaron la espada para examinarla y poco después era descalificado.

Fue expulsado de la carrera militar, del Partido Comunista y de la Federación Soviética de Pentatlón Moderno. También fue multado con cinco mil rublos. Nunca más habló sobre aquello; de hecho, desapareció. Unos le ubican en Kiev, como taxista; otros en las minas de Siberia, castigado por su país.

Lo que sí es cierto que las reglas de la esgrima cambiaron a raíz de este caso. Ahora, las espadas cuentan con un diseño que prohíbe zonas susceptibles a albergar cables o interruptores.

¡Corcho, me han pillado!

No era la primera vez, pero sí fue la más escandalosa. Sammy Sosa, estrella del bésibol estadounidense, rompió su bate al golear una bola ante los Tampa Bay. El árbitro, al recoger el bate roto, observó corcho en su interior. Una práctica ilegal que mejora el impacto en el golpeo. Sammy era por aquel entonces uno de los mejores peloteros de la historia.

Sammy Sosa, de los Chicago Cubs, durante el polémico partido, el 3 de junio de 2003.

Sosa se defendió aludiendo que cometió un error al utilizar su bate de entrenamientos: “los aficionados saben que soy inocente, ellos me conocen de verdad”.

b-159Así es un bate relleno de corcho. Se descubren mediante radiografía.

Se examinaron con Rayos X los 76 bates de su taquilla. Ninguno estaba trucado. Tampoco lo estaban aquellos que había donado a diversos museos. Fue sancionado con ocho partidos para después proseguir su carrera profesional.